Artículo 82.
La alícuota especial establecida en el artículo 62 de la Ley, es aplicable en los casos de venta de bienes y prestaciones de servicios efectuadas en el territorio del puerto libre del estado Nueva Esparta, así como la importación de bienes bajo el régimen de puerto libre del mismo estado.
Las mercancías que se introduzcan al estado Nueva Esparta bajo el régimen de importación ordinaria, deberán pagar el impuesto con la alícuota vigente en el resto del territorio nacional.
Artículo 83.
En los casos de mercancías provenientes del territorio del estado Nueva Esparta que hayan sido importadas bajo el régimen de puerto libre y que se destinen al consumo en el resto del territorio nacional, de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento del Puerto Libre del estado Nueva Esparta, deberán pagar la diferencia que resulte respecto de la aplicación de la alícuota vigente para el resto del territorio nacional. Dicho pago deberá efectuarse al presentar la respectiva declaración ante la aduana del régimen de importación ordinaria.

Parágrafo Único: En estos casos, el interesado deberá presentar ante la aduana, copia certificada de la declaración de aduanas que demuestre la cancelación del impuesto generado por la importación de la mercancía. Cuando el interesado no sea el importador de los bienes, deberá presentar original de la factura comercial o documento equivalente que demuestre que el impuesto fue debidamente trasladado y pagado.
Artículo 84.
Cuando se trate de introducción de mercancías al régimen de zona franca no se causará el impuesto al valor agregado. Cuando se trate de actos de internación o introducción al resto del territorio aduanero nacional, el impuesto se causará y se hará exigible al momento del registro de la declaración de aduanas.
En los regímenes de puertos o zonas libres, el impuesto se causará a la fecha de la llegada de las mercancías y se hará exigible al momento del registro de la respectiva declaración de aduanas.

Parágrafo Único: Las mercancías cuya importación se encuentre exenta del impuesto al valor agregado y que sufran transformaciones que modifiquen su naturaleza de producto exento, estará gravada con la alícuota aplicable cuando se destinen al consumo en el resto del territorio nacional.
Artículo 85.
Los contribuyentes que como consecuencia de las adquisiciones y ventas de bienes y la recepción y prestación de servicios con aplicación de alícuotas impositivas diferenciales, tengan excedentes de créditos fiscales a su favor, deberán trasladarlos a los períodos subsiguientes a los fines de su deducción de los débitos fiscales, y en tal sentido, deberán reflejarlos en las correspondientes declaraciones, no pudiendo en consecuencia ser trasladado al costo del bien o servicio.