Artículo 33.
En los contratos de prestaciones de servicios de cumplimiento mediante tracto sucesivo, en que las partes o una de ellas se obligan a prestaciones de servicios periódicos, permanentes, regulares y continuos, el hecho imponible se entiende ocurrido o perfeccionado y nacida la obligación tributaria, en todo caso, cuando se emiten las facturas o documentos equivalentes por quien presta el servicio o cuando se realice su pago o fuere exigible total o parcialmente, según sea lo que ocurra primero.
Entre estas prestaciones de servicio deben incluirse las siguientes:

a) Arrendamiento o cesión de uso de maquinarias, vehículos y otros bienes muebles.
b) Arrendamiento o cesión del uso que no implique venta de bienes incorporales, tales como marcas, patentes, derechos de autor y otros servicios similares.