Capítulo III De las Alternativas a la Prosecución del Proceso