Artículo 8. Las penas se dividen principalmente en corporales y no corporales.