Artículo 490. El que hubiere rehusado recibir por su valor las monedas que tengan curso legal en la República, será castigado con multa de diez unidades tributarias (10 U.T.) a cincuenta unidades tributarias (50 U.T.).