Artículo 292. No perención de la instancia.
La falta de actuación de la persona que haya iniciado el procedimiento no ocasiona la perención de la instancia.